menú

sobre intemperie

LIMINAR

INTEMPERIE, iniciativa editorial estrictamente provisoria, de escrituras poéticas y parapoéticas (en no habiendo ya — nunca lo habrá habido enteramente fundado por demás — un concepto o delimitación fiable de poesía y/o escritura poética, y muy menos de una parapoética, sino en juego en cada intemperante puesta en común, libro, revista, plaquette, dossier, etc., se (la) juega — cada vez).

INTEMPERIE, no (es), de cierto, “INTEMPERIE”. Pues antes que una cita de INTEMPERIE (1939 - 1944), INTEMPERIE (1992 - ... ) nomás guarda una relación sin relación, homonímica, con la susodicha editorial de la vanguardia poética (chilena) y, más específicamente, con el sello editorial que Humberto Díaz Casanueva y Rosamel del Valle circunstancialmente fundaran para publicar algunos de sus más arrojados poemarios (Rosamel del Valle: Poesías, 1939, Orfeo, 1944; Humberto Díaz Casanueva, El blasfemo coronado, 1940). La cita de un nombre, sabido, asigna valor referencial al susodicho (como nombre primigenio u original); la homonimia, en cambio, nombra otra cosa — y aun puede ocurrir que ella misma no tenga enteramente claro qué (cuestión del referente, cada vez, interviniente). Ni LOCO (chalado) remite a LOCO (concholepas concholepas), ni Orfeo (la poética revista de Teiller & Vélez) es cita de Orfeo (el poemario de del Valle), aunque ambos nombres citen, esto es, a su modo, lean, el (nombre de la figura del) poeta lírico griego tal vez par excellence.

[...]